Como Coquetear Con Una Chica

Como Coquetear Con Una Chica

Como Coquetear Con Una Chica

Ser un “macho alfa” significa ser un hombre dominante, con seguridad en sí mismo y fuerte. Significa entender qué es lo que quieres y obtenerlo.[1] Los hombres alfa siempre parecen conseguir lo que quieren y por eso tienden a ser admirados y emulados. Si respetas la forma de pensar de macho alfa y quieres aplicarla en tu vida personal, ahora tendrás la posibilidad de leer algunas de las cosas que tienes que llevar a cabo (y evitar) para coquetear con una chica “al estilo alfa”.

Acercarte a una chica de forma confiada

  1. Camina como un macho alfa. Cuando te acerques a la chica que te atrae, no te pases topándote de al azar con su grupo de amigos e iniciando torpemente una conversación. Un macho alfa ve a la chica con la que quiere coquetear y se aproxima de manera directa, con seguridad y un objetivo claro. Camina como si estuvieses en control, con pasos más pausados y determinados. Sabes dónde estás yendo y nada te va a parar.
    • Por más imbécil que suene, considera entrenar tu caminata en el hogar. Trata de hallar un espacio con espejos para que te consigas ver a ti mismo. En ocasiones, la gente tienen tics alterados que no conocen, por eso no sientas vergüenza de entrenar un poco.
  2. Haz contacto visual. Cuando estés comentando con una chica que quieras, en particular si es increíblemente interesante, puede ser intimidante mirarla directo a los ojos. Pero cuando desvías la mirada envías el mensaje de que piensas que no está a tu alcance. La mayor parte de las mujeres no van a estar con intereses en coquetear con un hombre que ya anunció de manera inconsciente que no se siente a la par. Cuando te presentes y comiences a comentar, tienes que llevar a cabo contacto visual.
    • Esto no significa que la mires intensamente sin parpadear, eso puede ser un poco extraño. No posee nada de malo romper el contacto visual de forma muy ocasional.
  3. Preséntate con una voz confiada y estable. Si está en la mitad de una conversación, espera hasta que haya una rápida pausa antes de decir algo como “lamento interrumpir, pero poseía que venir a decirte hola”. Si se ve un poco asombrada, esa es una aceptable señal. Le has exhibido instantaneamente que tienes seguridad en ti mismo y que no inquietudes en ir detrás de lo que te atrae. Prolonga tu mano para estrechar la suya a fin de mostrar tu madurez, y ten en cuenta de tomar su mano con firmeza para que sepa que sientes seguridad en su interacción.
    • Evita las oraciones de conquista. A las mujeres les agradan la gente genuinas, por eso no actúes como si estuvieses usando un manual de coqueteo para comentar con ella. Dile con mucha seguridad por qué te has acercado a ella. Puedes decir algún cosa desde “Te vi desde el otro lado de la cuarto y tuve que venir a saludar a alguien tan hermosa” hasta “Realmente pretendía presentarme a alguien con una sonrisa tan hermosa”.
    • Si no deseas hacerle un cumplido instantaneamente por temor a sonar cursi, ten en cuenta de planificar con adelanto otra forma lógica de romper el hielo. Si tienen amigos parecido puedes decir “Eres amiga de tal o cual persona, ¿no? Te reconocí y pensé en venir a saludarte”. Inclusive puedes llevar a cabo una observación que te permita comenzar una conversación como “Veo que estás comiendo tal o cual cosa. ¿No está espectacular?”. Si planificas lo que vas a decir, vas a evitar los silencios incómodos.

 

Conversar y coquetear

  1. Hazle cuestiones. Esto te dejará vigilar la conversación. Vigilar una conversación no significa que hables mientras ella intenta formar parte, que la interrumpas o que actúes como un sabelotodo. Solamente supone que estás dirigiendo la conversación. Hazle cuestiones sobre ella tanto para enseñarle que estás entusiasmado como para lograr vigilar los temas de conversación. No le hagas cuestiones bastante profundas o personales, limítate a temas típicos de dos personas que recién se están conociendo.
    • Si estás en una fiesta, puedes hacerle una pregunta cómo conoció al anfitrión. Si has salido a la calle o a algún local, hazle cuestiones introductorias simples: cuál es su nombre, a qué se dedica, de dónde es, cosas de esta forma. Cuando aprendas un poco sobre ella, puedes hacerle cuestiones muchísimo más personalizadas y complicadas.
  2. Limita tus expresiones. Habla sobre ti mismo solo cuando sea correspondiente, pero impide narrar historias o monólogos largos sobre tu vida. Deja que comparta más sobre ella de lo que tú compartes sobre tu vida, solo tienes que comentar sobre ti mismo si ella te pregunta o si quieres nombrar algo que tengan parecido. Mientras más dialogue sobre sí misma y más atención absorta le demuestres, mejor.
  3. Mantén las cosas ligeras y positivas. Los machos alfa no se quejan y precisamente no sienten pena por sí mismos. Crean sus propias realidades, por eso impide ser un aguafiestas cuando converses con la chica que quieras. Si tienes sentido del humor, ¡úsalo! Llevar a cabo reír a una chica es una forma de coquetear increíblemente eficaz.Tienes que buscar que te asocie con positividad y risa, por eso no te quejes.
    • Si dice algo negativo, apoya su opinión, pero da una forma más efectiva de ver las cosas. Si relata algo sobre lo feo que está el tiempo, puedes decir algo como “No está espectacular, pero por lo menos tenemos la posibilidad de sufrirlo juntos”.
  4. Ofrece cumplidos genuinos. No la bombardees con cumplidos solo para conseguir que le gustes. Dice sobre las características interesantes que ves en ella. Los machos alfa son confiados, por eso no dicen cosas que no sienten verdaderamente. Esto no solo le demostrará que eres un individuo genuina, sino que además va a hacer que aprecie todavía más tus cumplidos amables.
    • Si habla sobre su trabajo, puedes decir algo como “Suena a que eres increíblemente capaz para lograr conducir todo eso”. Si cuentas una broma para hacerla reír, puedes decir algo como “Tienes una risa exclusiva. Me agrada”. No te vas a ver como un macho alfa si solo le dices que es muy interesante.
  5. Permite el trueque de bromas pequeñas y comentarios entretenidos. No poseas miedo de bromearle un poco. Los machos alfa desarrollan un aura de seguridad y son genuinos. Por supuesto, no digas nada que logre ofenderla, pero hazla reír con bromas pequeñas bien intencionadas.
    • Una forma entretenida de comenzar un trueque de bromas bien intencionadas con una mujer que acabas de comprender es accionar como si la conocieses de toda la vida. Cuando comience a comentar un poco sobre ella misma, puedes decir algo como “Ay (su nombre), siempre has sido tan entretenida, terca, torpe, observadora, estudiosa, etc.”. Puedes hacer atracción realizando que se ría y que se sienta confortable contigo.
  6. Deja que la conversación se mueva naturalmente. No te acerques a la chica con la exclusiva misión de conseguir una cita con ella. En lugar de eso, haz que tu misión sea tener una conversación increíble y coqueta. Las mujeres comunmente descubren de que estás tratando “conquistarlas” en lugar de coquetear y lo segundo es muchísimo más rápido, entretenido y no supone un deber tan fuerte. Deja que la conversación sea natural, solo invítala a salir cuando sientas que su diálogo esté yendo bien.
  7. Finaliza la conversación. Cuando hayan hablado un rato, proporciona por terminada la conversación de forma correcta. Si te fué bien, invítala a salir o sencillamente pídele su número. Si sabes que la volverás a conocer, dile que te gustó conocerla y comentar con ella. Al finalizar la conversación bajo tus propios términos, de nuevo debés haber hecho sentir que eres un macho alfa. Espera a que haya una pausa en la conversación y di algo como “Ha sido espectacular conversar contigo, te daré una llamada después”.
    • Si no te fué bien y no se ve interesada, no te estreses. Inclusive los machos alfa son rechazados en ocasiones, pero da igual. La clave de ser un alfa es no requerir que te validen otra gente, por eso sigue con tu vida. No le tienes que sentir miedo al rechazo.

Verte como un macho alfa

 

  1. Luce espectacular. Esto no supone que de repente debas conseguir unos abdominales impecables, cortar tu querida barba o invertir una cantidad enorme de USD en un nuevo guardarropa. Escoge qué es lo que significa para ti ser “genial” y sé eso. Si significa ejercitarte con regularidad y estar más en forma, hazlo. Si solamente radica en cepillar tu pelo, ¡hazlo! Ser un macho alfa y coquetear como uno radica en sentirte espectacular. Pule algún aspecto que supongas que te vaya a llevar a cabo sentir mejor, arréglate como desees y ten en cuenta de que siempre que sepas a una chica te mires como la preferible versión de ti mismo, lo que sea que eso signifique para ti.
    • Hay machos alfa que se ven como Zac Efron, con gigantes músculos y ropa especial. Además hay machos alfa como Bill Clinton, cuyo poder radica en su seguridad e intelecto. Ser un macho alfa almacena más relación con la forma de suponer que el aspecto externa.
  2. Ten una aceptable higiene. Más allá de que las cosas como el peinado y el atuendo son personales y dependen de ti, la buena higiene no es negociable. Si deseas tener una aceptable ocasión con las chicas, no puedes ser sucio ni repugnante. Toma duchas con regularidad, mantén tu aliento fresco y guarda limpios tu piel y tu cabello. A lo mejor sea viable coquetear con triunfo con una rutina de limpieza deficiente, pero la higiene precisamente va a mejorar tus opciones.
  3. Entiende la distingue entre alfa y engreído. En ocasiones la multitud confunde una actitud confiada y “alfa” con ser engreído. Un alfa obtiene seguridad de sí mismo, no requiere controlar una conversación ni ser siempre el centro de la atención; además se ajustan a las necesidades, admiten que son humanos como todos los otros, cometen fallos y los admiten. Alguien que es engreído, además, es arrogante (su autovaloración está basada más en la riqueza, el privilegio y causantes externos), pausa a los otros cuando hablan, es sin corazón cuando quiere conseguir algo y no admite haber cometido fallos ni pide perdón.
    • Una persona verdaderamente confiada puede aceptar críticas, aceptar que alguien más esté bajo los reflectores y admite cuando se equivoca (sin pedir clemencia en exceso).
  4. Compórtate de forma confiada. Párate derecho y no sientas temor de cubrir espacio. No vas a ver a machos alfa encorvados y jugando intranquilamente con su ropa o sus manos. Respira intensamente y repítete a ti mismo que eres el tipo más espectacular de la cuarto. Si estás parado, toma una posición extensa y mantén los brazos a los lados. Concéntrate en mostrar práctico, confiado y dominante, sin importar si te sientes de esta forma por dentro o no.
    • Lucir como un macho alfa es como entrenar un nuevo músculo. Siempre que lo hagas, se va a volver más y más simple. Con el pasar de los años, además empezarás a sentirte verdaderamente como un macho alfa.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *